• EnfermedadesVasculares.com

Paso a paso: consejos para pie diabético

La diabetes es una de las enfermedades que más se presenta en los mexicanos, y cuando no se siguen al pie de la letra los tratamientos adecuados, también es una de las más peligrosas. Estos tratamientos están diseñados para que los pacientes no pierdan su nivel de vida, pero no debe perderse de vista que la diabetes es una enfermedad que debe ser vigilada de manera constante.


Las ampollas, cortaduras y llagas pueden llegar a convertirse en úlceras e infecciones que, en los casos más graves, terminan en amputación de miembros.

A esto, los especialistas le llaman pie diabético.

Es muy importante que quienes padecen diabetes no sólo aprendan a observarse, sino a entender los factores que aumentan el riesgo de padecer pie diabético. Estos factores pueden derivar de las siguientes circunstancias:

  • Mal control de los niveles de azúcar en sangre.

  • Mal apego al tratamiento de la diabetes.

  • Caminar descalzo frecuentemente.

  • Ausencia de revisiones continuas de los pies.

Si somos diabéticos y llegamos a presentar signos y síntomas como los que a continuación se enumeran, es necesario que acudamos de inmediato a hacernos una revisión médica, pues el desarrollo del pie diabético va acompañado de los siguientes indicios:

  • Hormigueos y calambres.

  • Ausencia de sensibilidad.

  • Aparición de úlceras en el pie.

  • Cambios en la coloración de los dedos (necrosis).

Si presentamos alguno o varios de estos síntomas no debemos asustarnos, sino más bien tomar cartas en el asunto y ponernos en manos de nuestro médico. Él nos realizará una exploración física, la cual será acompañada de un interrogatorio que ayudará a identificar si tenemos algún problema.

Con toda seguridad, nuestro médico solicitará una angiotomografía computarizada para valorar el estado de los vasos sanguíneos que llevan sangre al pie afectado, y también es posible que debamos realizarnos un examen de sangre para determinar el estado de control de la diabetes.



Tratamiento

Una mirada a nuestros pies

Si somos diabéticos debemos estar a atentos a lo que nos digan nuestros pies, que en esta enfermedad tienen mucho que comunicarnos. Por eso, el tratamiento del pie diabético incluye el control de la diabetes. Hay que mejorar de inmediato los niveles de azúcar, y eso sólo se consigue siguiendo de manera escrupulosa el tratamiento que se nos indique. Es posible que si ya nos dieron uno, deba ser modificado para nuestros beneficio. De cualquier manera, nuestros pies tendrán que ser cuidados de manera muy precisa y para hacerlo te recomendamos las siguientes acciones:

  • Revisar los pies todos los días.

  • Lavar los pies todos los días, así como secarlos de manera adecuada después.

  • Mantener la piel limpia y humectada.

  • Limar de manera suave las callosidades.

  • Proteger los pies del frío y del calor.

  • Usar calcetines sin costuras ni elásticos.

  • Usar zapatos anchos y de techo alto, y evitar usar chanclas o guaraches, porque no nos protegen.

  • No usar objetos cortantes para las callosidades.

Pese a cuidar nuestros pies, es probable que tengamos por lo menos una úlcera, si esto es así, nuestro médico considerará los siguientes procedimientos:

  • Desbridamiento. Consiste en eliminar el tejido muerto de la úlcera, porque al hacerlo se permite una mejor cicatrización.

  • Uso de zapatos especiales. El objetivo es quitarle presión a la úlcera y que las estrategias de tratamiento que el médico utilice tengan un mejor efecto en la cicatrización.

  • Cuidado de la herida y apósitos. Hay que mantener la úlcera limpia para evitar infecciones. El uso de apósitos húmedos o secos dependerá de la valoración que el médico realice.


Ubica aquí al angiólogo más cercano: https://bit.ly/Directorio-Angiologos