• EnfermedadesVasculares.com

Hemangioma: un tumor vascular que se presenta en niños muy pequeños

Aparece en las células que forman los vasos sanguíneos o linfáticos, y es uno de los más frecuentes.


Es un tumor vascular benigno que por lo general se presenta en niños muy pequeños, en periodo de lactancia, y por fortuna desaparece solo.

El hemangioma genera una mancha roja muy intensa en la piel, debido a que está compuesto por vasos sanguíneos. Aparece al nacer o durante las primeras semanas de vida y se cree que su presencia se debe a la falta de oxígeno local, lo cual incrementa la producción de células de vasos sanguíneos durante el embarazo.

Es importante tener en cuenta que un hemangioma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque su presencia es más común en cara, pecho y espalda.


Factores de riesgo

Los factores de riesgo que pueden precipitar la aparición de un hemangioma son los siguientes:

  • Sexo femenino.

  • Ser prematuro y tener bajo peso al nacer.

  • Edad materna avanzada.

  • Embarazo múltiple.

  • Antecedente de biopsia de vellosidades coriónicas.

  • Complicaciones en embarazo, como preeclampsia y placenta previa.

No hay que perder de vista que el hemangioma es un tumor vascular benigno

Signos y síntomas

No hay que perder de vista que el hemangioma es un tumor vascular benigno, tiene un tamaño variable pero menor a los 5 milímetros en la gran mayoría de los casos y aparece semanas después del nacimiento. Primero crece muy aprisa aunque después decae, por lo que se ha observado que al año de edad el tumor se encoge y se ablanda para desaparecer en la mayoría de los casos un término no mayor a los cuatro años. El hemangioma infantil puede asociarse a un síndrome lumbar o de pelvis.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, basta que nuestro médico explore físicamente al niño y atienda al historial clínico para obtener un diagnóstico, aunque pueden necesitarse estudios de imagen para confirmarlo, los cuales son los siguientes:

Ultrasonido doppler.

Resonancia magnética para delimitar extensión del hemangioma.

En caso de que el hemangioma se relacione con alguno de los síndromes ya mencionados, se deben hacer estudios adicionales.


Tratamiento

Siempre es importante consultar a nuestro médico, pues es quien nos puede dar un diagnóstico preciso y ofrecernos un tratamiento, el cual dependerá de la localización y tipo de hemangioma del infante. Algunos pacientes, muy pocos, requieren ser tratados con beta-bloqueadores, los cuales ayudan a desaparecer la tumoración. Las complicaciones que pueden registrarse durante el tratamiento son las siguientes:

  • Dolor

  • Sangrado

  • Ulceración

Si se encuentran cerca de orificios, pueden causar alguna desfiguración local.


Ubica aquí al angiólogo más cercano: https://bit.ly/Directorio-Angiologos